Cómo hacer un buzoneo correcto | 3dos1 People Marketing
6 preguntas que tienes que hacerte para un buzoneo correcto
Brújula en la dirección correcta

6 preguntas que tienes que hacerte para un buzoneo correcto

3 añohace 0 2 1268

CÓMO EVITAR QUE TU MENSAJE ACABE DIRECTAMENTE EN LA PAPELERA

El buzoneo es una técnica de marketing tradicional y muy asequible que prácticamente está al alcance de todas las empresas. Pero para que los resultados sean los esperados, conviene planificarlo bien, definir una estrategia y establecer unas pautas concretas. De esta manera, evitaremos tener la sensación de “tirar el dinero”, como ocurre la mayor parte de las veces, y que nuestro mensaje llegue directo a la papelera. Antes de embarcarnos en la acción de hacer un buzoneo, es conveniente que nos hagamos las siguientes preguntas: ¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Qué? ¿Quién? y ¿Cómo?

POR QUÉ

Porque con la acción del buzoneo podemos dar mucha información y utilizar diferentes soportes para ello. Ya sea utilizando imágenes, descripciones de productos y servicios, nuestras tarifas y todo aquello que deseamos que sepan de nosotros. Y también, porque el precio por impacto es muy reducido comparado con otras estrategias de publicidad que tienen mayor efectividad, pero que no son tan baratas.

CUÁNDO

Elegir el momento adecuado para hacerlo es muy importante. Debe ser cuando tengamos algo verdaderamente interesante que comunicar (un precio especial, una novedad de producto, un servicio nuevo…). No podemos perder de vista que lo que comuniquemos debe interesar a nuestro público objetivo. Sino, en una primera instancia, nuestro dinero será tirado a la basura. Por otro lado, hay que tener en cuenta las fechas elegidas para buzonear, porque conviene huir de periodos vacacionales y otras fiestas. Lo ideal es calcular que el mensaje llegue en días laborables.

DÓNDE

Debemos asegurarnos de que estamos buzoneando en la ubicación que nos interesa. Para ello, tenemos que tener muy claro dónde reside nuestro público objetivo (en qué ciudad y código postal) y qué distancia pretendemos abarcar como empresa. Ya que todo esto influirá en el desarrollo y resultado final de nuestro buzoneo. Si esto no lo tenemos muy claro, conviene dejarnos asesorar por las empresas que se dedican a buzonear, ya que ellos saben perfectamente cómo afrontar estos temas.

QUÉ

Definir el mensaje que queremos comunicar es el punto más importante, ya que es la razón de ser del buzoneo. Este mensaje debe ser claro y concreto para evitar que no llegue a nuestro destinatario. Y es que, en la gran mayoría de los casos, tiene un recorrido muy corto desde el buzón hasta la papelera. Lo esencial es lograr llamar la atención. Lo que prima es impactar. Después ya podemos abordar otros temas pero el mensaje principal tiene que ser llamativo. Además, no podemos olvidarnos de que el contenido tiene que cumplir con unos requisitos: tenemos que ser honestos y no podemos engañar. Prometer imposibles, sin duda alguna, acabará teniendo consecuencias negativas para nuestra empresa. Por otro lado, debemos haber analizado previamente nuestro sector y la competencia que tengamos. Sería un error garrafal, por ejemplo, comunicar precios no competitivos, servicios o productos desfasados o peores de los que promocionen otros.

Puede que en algunos casos no necesitemos sólo transmitir un mensaje, sino que pretendamos obtener una respuesta por parte de nuestro público objetivo. En estas situaciones, conviene recompensar los feedbacks con algo atractivo, obsequiando con un pequeño regalo o descuento. Claramente estas opciones triplican el porcentaje de respuesta y la consecución de nuestro objetivo.

Cuando ya tengamos claro el mensaje, conviene que pensemos en el formato. Debemos decidir qué diseño, tipografía y colores llevará el contenido que mostremos. Estas variables dependerán del mensaje, del público objetivo y del presupuesto que tengamos. En este coste, no sólo influirá el acabado final, sino que hay que tener en cuenta determinadas especificaciones del posterior reparto, ya que determinadas dimensiones, pesos y calidades puede influir significativamente en el precio final del buzoneo.

QUIÉN

Es primordial elegir bien el proveedor que va a hacernos el buzoneo. Este sector está muy influenciado por las políticas de precio y una mala elección puede influirnos en el resultado final. Conviene que os informéis bien de con quién vais a trabajar, si tiene experiencia demostrable, referencias de otras empresas, diferentes equipos de reparto, profesionalidad ayudándoos a elegir las zonas, cantidades, fechas, etc.

No cercioraros de esto puede hacer, por ejemplo, que vuestros folletos acaben en las papeleras de la zona y no en los buzones de vuestro público objetivo.

Además el proveedor debe entregaros informes detallados de dónde, cómo y cuándo ha realizado la entrega, para que podáis hacer frente a las respuestas del mismo, para que estéis preparados y con el stock suficiente para dar salida al posible aumento de demanda de vuestros productos y servicios.

Junto a estos informes cualquier empresa de buzoneo estará encantada de facilitaros la tarea de auditoría de su trabajo, ofreciéndoos la posibilidad de comprobar que los objetivos de reparto se están cumpliendo. De todas maneras, vosotros mismos lo comprobaréis cuando empecéis a notar el feedback de los clientes. Podéis pedirles también el código postal o la zona donde ha recibido el mensaje y con ello podréis confirmar el trabajo realizado por la empresa de buzoneo.

CÓMO

Hay que realizar los buzoneos con un determinado orden. No es conveniente hacer todas las entregas en un mismo día en un mismo código postal, ya que perderíamos capacidad de respuesta. Cuanto más segmentados por fecha y geográficamente estén realizados los buzoneos mejores resultados tendremos, ya no solo por contestación a nuestro mensaje sino por la información recibida de ellos. Conoceremos mejor nuestro entorno y podremos tomar mejores decisiones en futuras acciones. Sin olvidarnos, por supuesto, de que la atención al cliente será mejor porque tendremos más capacidad de respuesta.

Y es que con un buzoneo aislado no conseguiremos prácticamente nada. Puede llegar a ser una pérdida de dinero, tiempo y esfuerzo. Se requiere que nuestro mensaje tenga una cierta periodicidad y unos impactos de refuerzo. Por eso es tan importante que elaboremos un plan de acciones adecuado, con un timing establecido, para que el mensaje llegue las veces que consideremos y en los momentos oportunos.

El objetivo ideal, y en muchos casos prácticamente inalcanzable, sería que nuestro público objetivo estuviera esperando nuestros mensajes periódicamente. Esto dependerá mucho de nuestro nivel de servicio, de los productos que tengamos y sobre todo de la creatividad que pongamos en nuestras técnicas de marketing. Esta sería la meta a alcanzar. Una relación constante y fructífera con nuestros clientes potenciales.

Y ahora unos minutos para la reflexión: ¿Cómo es la relación q mantienes con tu público objetivo? ¿Has hecho algo por mejorarla? Cuéntanos.

 

 

 

 

 

2 comentarios

  1. Buzoneo en Madrid

    1 año ago

    Enhorabuena por el post! es una muy buena guía sobre todo lo que hay que plantearse a la hora de planificar un buzoneo. Sin duda, lo recomendamos! un saludo.

    Responder
    • Elena Sanz Frías

      1 año ago

      ¡Muchas gracias! Nos alegramos de que el post os sirva y os sea de interés. Un saludo!

      Responder

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies